Banco de espana cambio de pesetas

Fue en 1869, tras la adhesión de España a la Unión Monetaria Latina, cuando se introdujo por primera vez la peseta ESP en el país. La ley española establecía la condición de que para ingresar en esta unión la peseta debía ser una subdivisión del peso, 1 peso duro equivalía a 5 pesetas. El Banco de España comenzó a emitir billetes en 1874.

Las denominaciones eran 25, 50, 100, 500 y 1000 pesetas. En 1936 se emitieron las primeras series de billetes en denominaciones de 5, 10, 25, 50, 100, 500 y 1000 pesetas. Al año siguiente, el banco acuñó y puso en circulación billetes de 1 y 2 pesetas.

Antes de que el euro se convirtiera en la moneda oficial de España, se introdujeron varias denominaciones de pesetas, algunas de las cuales quedaron obsoletas al ser sustituidas por monedas en la década de 1950. Los nuevos billetes que se introdujeron fueron los de 200 pesetas, 10000 pesetas y 2000 pesetas. Todas las series de billetes siguieron siendo de curso legal hasta la introducción del euro.

Cambie los billetes de peseta española con Cash4Coins hoy mismo. ¿Por qué cambiar billetes de peseta española con nosotros? Dado que la fecha para canjear los billetes de peseta restantes en España expiró el 30 de junio de 2021, se ha estimado con mayor precisión que los ciudadanos españoles aún no han canjeado más de 1.500 millones de euros en billetes y monedas denominados en pesetas.

Debido a la pandemia de COVID-19, el Banco de España amplió en noviembre de 2020 la fecha para canjear la moneda heredada del 31 de diciembre de 2020 al 30 de junio de 2021. Según los datos definitivos que publicará el Banco de España y hasta el periodo de gracia extra, los españoles sólo entregaron 7 millones de euros más de su antigua moneda. Hace diez años, el Banco de España había calculado que quedaban más de 1.700 millones de euros sin contabilizar en billetes y monedas de pesetas – abreviadas como ESP según las normas ISO. Cuando el Banco de España anunció la ampliación del plazo para canjear las pesetas, su estimación se redujo a unos 1.600 millones de euros.

La peseta – derivada de la lengua catalana que significa «moneda pequeña» – se introdujo en España como moneda de curso legal durante el corto mandato de la primera República en octubre de 1868 y cuyas monedas se adhirieron a la Unión Monetaria Latina desde entonces. La peseta se mantuvo tras la restauración de la corona en 1870 y permaneció como tal hasta la introducción del euro como moneda oficial pero virtual en la zona euro que incluía a España el 1 de enero de 1999. Los billetes y monedas reales se pusieron en circulación el 1 de enero de 2002 en toda la zona del euro, tras lo cual el Gobierno español y el Banco de España introdujeron un periodo de coexistencia de tres meses para ambas monedas.

Después del 31 de marzo de 2002 y hasta el 30 de junio de 2021, todos los billetes de peseta emitidos desde 1939 y las monedas de curso legal a 31 de diciembre de 2001 siguieron siendo canjeables en cualquier sucursal del Banco de España al tipo oficial irrevocable de 166,38 pesetas = 1 euro. El Banco de España informó de que las colas de españoles habían esperado largas horas en muchas de las oficinas regionales del Banco para canjear sus billetes y monedas en el último día, respetando el distanciamiento social y llevando máscaras faciales de acuerdo con la normativa COVID-19. El Banco de España ha facilitado ahora el desglose más conciso y específico en cuanto a los billetes y monedas que siguen en circulación pero que ya no pueden canjearse.

Los billetes no canjeados ascienden a 132.110.000.000 de pesetas equivalentes a 794.025.724 euros y las monedas no canjeadas a 130.280.000.000 de pesetas equivalentes a 783.026.806 euros. En total, la cantidad de pesetas ahora permanente y en circulación queda en 262.390.000.000 de pesetas o 1.577.052.530 euros. Teniendo en cuenta esta cifra y con más de 1.500 millones de euros en pesetas permanentemente sin amortizar, esto equivale a unos 31,50 euros o, 5580 pesetas por cada persona en España.

Con estas cifras actualmente disponibles y con los datos definitivos que se publicarán en las próximas semanas, el Banco de España también estima que el 45% de todas las monedas en circulación emitidas en pesetas antes de la emisión del euro nunca habrían sido canjeadas. Esto puede deberse a que muchas monedas permanecen en manos de coleccionistas, del público en general como recuerdo, por deterioro, por pérdida o por haber salido del país en los bolsillos de los turistas. Estas cifras también incluyen las monedas conmemorativas y de colección, como las de 2000 pesetas con fecha de 2001, acuñadas como despedida de la moneda nacional.

En junio de 2001 se acuñó finalmente una moneda conmemorativa de 100 pesetas y en noviembre de 2001 se imprimieron los últimos billetes de pesetas. El Banco de España, que forma parte del sistema del euro desde su adopción el 1 de enero de 2002, ha informado de que quedan unos 268.000 millones de pesetas sin canjear, de los que casi la mitad corresponden a monedas. Al tipo de cambio oficial fijado en 1997 de 166,386 pesetas por euro, la cifra asciende a la asombrosa cantidad de 1.614 billones de euros.

Deja un comentario