"Compartimos Conocimiento, Fomentamos Internacionalización"

SERVICIOS

  • Pre Internacionalización

    • Imagen Corporativa y Comunicación Comercial
    • Entrenamientos Profesionales
    • Diagnóstico y Mercados Internacionales
    • Ayudas, Subvenciones y Bonificaciones
  • Ferias y Diseño de Viajes a Medida

    • Apoyo Comercial en Ferias en Destino
    • Agendas de Negocios y Visitas Empresariales
    • Seguimiento y Representación Comercial del Proyecto Internacional

    • Operativa Internacional

La exportación de ingeniería o videojuegos, nueva locomotora de la economía española

30-03-2015

La paulatina recuperación de la actividad económica no tiene que ver sólo con las mejoras de competitividad derivadas de la devaluación salarial, que ha beneficiado sobre todo a la exportación de mercancías. Hay que relacionarla también con el buen funcionamiento de los servicios no turísticos, un sector poco analizado que, sin embargo, se ha convertido en uno de los motores de la economía.

Así se pone de relieve en un reciente estudio publicado por el Instituto de Estudios Económicos (IEE), en el que se recuerda que el sector servicios en su conjunto supone ya en España alrededor del 70% de la economía, tanto desde el punto de vista del número de ocupados como por su contribución al PIB. Según la EPA, proporciona ocupación a 13,3 millones de trabajadores, el 76% del total de ocupados en España, cuando en el año 2007 sólo superaba ligeramente el 70%. Igualmente, nada menos que el 79,9% de las empresas españolas son de servicios.

Detrás del sector servicios se encuentran no sólo el turismo, los transportes o las comunicaciones, sino que también incluye la exportación de servicios técnicos y de ingeniería consultoría; además de la venta al exterior devideojuegosprogramas informáticospublicidad y estudios de mercado,edición de libros o exportación de películas y otros bienes culturales.

Un dato acredita esta evolución. La balanza de servicios no turísticos ha logrado superávit en los últimos cuatro años, algo que no se había producido desde que el Banco de España elabora la balanza de pagos. En concreto, equivalente a 7.614 millones en el último año con datos cerrados, lo que supone un crecimiento del 34%.

El estudio publicado por el IEE, y coordinado por el profesor Juan R. Cuadrado Roura,  asegura que el comportamiento de la economía española ”ha convergido a lo largo de la última década a los valores medios de la Unión Europea, con una aportación superior al 56% del total del valor añadido bruto”.

No obstante, dentro del sector servicios se aprecian dos diferencias. En primer lugar, las actividades comerciales (donde se incluyen los sectores asociados a la hostelería) son, en España, las que mayor contribución hacen a la suma total, por encima del resto de sectores. Solo Italia y Grecia muestran porcentajes de participación en el conjunto de la economía cercanos a las de la economía española.

Pequeñas y grandes naciones

En sentido contrario, destacan los autores del estudio, es significativa la limitada contribución de la rama de información y comunicaciones que, si bien se aproxima a la de los países de la zona euro, es una de las más bajas en relación con la que presentan las grandes naciones europeas, como Francia, Italia, el Reino Unido, e incluso otros como Finlandia. También destaca la baja contribución de los servicios inmobiliarios, cinco puntos porcentuales por debajo de la media de la zona euro y con una evolución decreciente a medida que se produjo la desaceleración del sector de la construcción.

La conclusión que sacan los autores es que de esta composición estructural del sector servicios español puede deducirse un hecho evidente: la fuerte especialización española en actividades de baja intensidad en capital físico y humano de alta cualificación pero intensivo en mano de obra no cualificada, tales como los servicios comerciales y actividades vinculadas con el turismo y la restauración.

Según el estudio, el 75% de las empresas solamente exporta un servicio, y el 16% de las empresas solamente exporta dos servicios. “Estos datos confirman”, se asegura, “que las empresas se especializan en uno o dos servicios para competir en el mercado internacional”.

La literatura económica ha acreditado que en la medida que aumenta la renta disponible de la población, crece la necesidad de “disponer de servicios asociados al ocio y a las necesidades personales y de bienestar, como los servicios sociales, la educación, la sanidad o los servicios de atención doméstica”.

El estudio refleja que el tamaño de las empresas es importante, pero no es necesario que sean empresas grandes sino que hay bastantes de tipo mediano que operan internacionalmente con éxito. Se subraya que uno de los defectos graves del sector, desde el punto empresarial, es el claro predominio de lasmicroempresas (más del 84%) y de las pequeñas empresas (12,6%).

De hecho, los datos indican que las empresas españolas que más exportan son las medianas (más de 50 empleados) y las grandes. La consecuencia de este reducido tamaño es la baja competitividad, la reducida productividad y la menor capacidad que tienen las pequeñas empresas para internacionalizarse.

 

Facebook Linkedin
Aviso legal    Política de Privacidad  2007 - 2017 © IICE